Claves sobre la otoplastia o cirugía de las orejas

El pelo siempre suelto. Ni coletas ni diademas. Nada de recogidos o de moños. Muchas mujeres tratan así de ocultar sus orejas, porque sienten complejo y no quieren mostrarlas. En el caso de los hombres, es más complicado disimular estos apéndices. La cirugía de las orejas u otoplastia es la cirugía que se realiza para reposicionar las orejas prominentes (o de soplillo) a una posición más normal, más pegadas a la cabeza, o para reducir el tamaño de las que son más grandes. Las orejas han crecido casi completamente a los 4 años, por lo que es una de la pocas intervenciones que se lleva a cabo en adolescentes además de en adultos, ya que no existen mayores riesgos en estas edades.

Las orejas despegadas (separadas, prominentes, de soplillo, en asa) pueden, entre otras alteraciones, provocar dificultades en las relaciones sociales, así que este procedimiento quirúrgico no mejora la audición del paciente, pero sí su autoestima.

La intervención se suele realizar con anestesia local, y se trata de una intervención de un tiempo estimado entre 1 y 2h de duración. No requiere hospitalización, por lo que el paciente puede a volver a casa unas horas después de haber realizado la operación.

Existen diferentes técnicas para realizar una cirugía de orejas. El médico decide la técnica quirúrgica que a utilizar dependiendo de la naturaleza y del grado del problema. Existen dos tipos de intervención distintas según el caso a tratar: si el desplegamiento no es muy grande, se pliega el cartílago y se dan puntos de sutura en la piel. Si el desplegamiento es muy grande, se ancla el cartílago al cráneo y se retira la piel sobrante.

Los resultados son apreciables desde el primer momento, cuando se nota que las orejas quedan pegadas a la cabeza, aunque durante el postoperatorio se lleva una banda que no permite ver la posición final de las mismas. En este postoperatorio es importante que los pacientes lleven una banda elástica, para acabar de fijar la postura de las orejas y evitar la suciedad, y de esta manera dejar que cicatricen correctamente. También es importante evitar excesivo calor, por lo que se recomienda realizar la operación preferentemente en invierno. Durante al menos una semana se suelen recetar antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios siendo los dos primeros días los más incómodos del postoperatorio.

Si necesitas más información, o consultar sobre tu caso concreto, puedes a cercarte a nuestra clínica Bruselas en Madrid, y nuestro equipo médico disipará todas tus dudas y te aconsejará sobre el mejor tratamiento para corregir tus orejas y eliminar tus complejos mediante una otoplastia.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información