Blefaroplastia inferior o eliminación de bolsas

La blefaroplastia inferior es una intervención centrada en el rejuvenecimiento facial que nos permite aportarle un mejor aspecto a los ojos y la mirada. Mediante un procedimiento sencillo y de corta recuperación, reafirmamos el tono de la piel y reducimos la presencial de bolsas y arrugas, consiguiendo así la corrección de aquellos problemas que pueda ocasionar el exceso de piel presente en el párpado inferior.

Con este tratamiento podrás lograr una mirada rejuvenecida y llena de vida.

Para más información, puedes solicitar una primera consulta gratuita con nuestro equipo rellenando el formulario que encontrarás en esta página. Nos pondremos en contacto contigo con la mayor brevedad posible para resolver todas tus dudas sobre la blefaroplastia inferior.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información
Icono de un reloj

Tiempo de intervención

La duración aproximada de esta intervención es de 1 hora.

Icono de un hospital

Anestesia

Se aplica anestesia local para garantizar la comodidad del paciente durante todo el proceso.

Icono de una tirita

Hospitalización

Esta intervención es ambulatoria, no requiere de hospitalización.

Icono de una libreta y un boli

Resultados

Visibles desde las primeras dos semanas.

Icono de un cronómetro

Recuperación

Se podrá recobrar la rutina habitual transcurridas 48h desde la intervención.

Pida más información

Complete el cuestionario y nuestros expertos se pondrán en contacto con usted para resolver sus dudas.

Preguntas frecuentes

En esta sección encontrarás todo lo que necesitas saber sobre Blefaroplastia inferior o eliminación de bolsas. Para solicitar más información, contacta con nosotros en el formulario de esta página.

¿Qué es una Blefaroplastia Inferior?

Se trata de la intervención quirúrgica con una duración de entre 1 y 2 horas que nos permite corregir problemas o imperfecciones presentes en el párpado inferior. Gracias a su aplicación podemos eliminar las bolsas, así como los pliegues y las arrugas que surgen con el paso de los años y la pérdida de laxitud en la zona.

En ocasiones, la blefaroplastia inferior se suele combinar con las técnicas de lipofilling y cantopexia para mejorar los resultados obtenidos tras la recuperación. Su aplicación deberá ser recomendada por aquel profesional que realice la intervención.

Bolsas en los ojos ¿qué son y por qué aparecen?

Las bolsas en los ojos se forman debido a la acumulación de líquidos o a la herniación o crecimiento de las formaciones de grasa que están en la parte inferior de los ojos.

Como en el caso de las ojeras, las pocas horas de sueño juegan un papel fundamental en la aparición de las bolsas, pero este no es el único motivo. El envejecimiento también ocasiona que los tejidos y músculos que sostienen los párpados se debiliten y la piel se torne flácida.

El exceso de sal en la dieta, el tabaquismo y algunas alergias también figuran entre los principales culpables. Además, la genética también es un factor clave en su aparición, especialmente cuando se muestra en edades tempranas.

¿Para qué sirve una blefaroplastia inferior?

El objetivo principal de este proceso es la eliminación de toda la piel sobrante del párpado inferior, reduciendo al mismo tiempo la cantidad de grasa o líquidos que puedan haber presentes. El efecto inmediato tras la operación y su posterior recuperación será fácilmente apreciable: una mejora del campo de visión y una mirada mucho más rejuvenecida, con una piel más tersa y brillante.

¿Cómo se realiza una blefaroplastia inferior?

Previamente a la realización de la intervención, uno de nuestros profesionales realizará el estudio exhaustivo del caso del paciente a fin de determinar el mejor método de abordaje para la cirugía. Por ello, y con la intención de garantizar los mejores resultados, el paciente deberá aportar información sobre posibles problemas de salud u oculares o cirugías previas. El día de la intervención se le citará 30 minutos antes de su inicio y se le pedirá que acuda acompañado a la clínica.

La blefaroplastia inferior se lleva a cabo en quirófano con anestesia local y sedación. En función de la situación y los objetivos del paciente, el cirujano recomendará una blefaroplastia subciliar o una blefaroplastia transconjuntival:

  • Blefaroplastia subciliar: indicada para eliminar el exceso de piel bajo los ojos. También permite eliminar las bolsas grasas o de líquido presentes en la zona. Mediante una pequeña incisión bajo las pestañas, tensamos la piel del paciente, retirando el tejido sobrante para dar un aspecto rejuvenecido a su mirada.
  • Blefaroplastia transconjuntival: indicada para eliminar el exceso de grasa del párpado inferior. Se realiza con mayor frecuencia en pacientes jóvenes que no presentan pérdida de laxitud en la piel.

En ambas intervenciones, el procedimiento se lleva a cabo con herramientas de última generación, como el láser o el bisturí eléctrico, con las que se garantiza que el proceso de recuperación será más reducido. La incisión sigue las líneas de tensión de la piel, de forma que siempre permanece por debajo del surco orbitario de la parte inferior del ojo. De esta manera, la cicatriz de la blefaroplastia inferior resulta prácticamente imperceptible, siendo así una intervención muy segura con unos resultados increíbles.

Cuidados postoperatorios

Una vez concluida la operación, el paciente deberá permanecer en observación, aunque el mismo día podrá regresar a casa para proceder a su recuperación con las máximas comodidades. Es importante que acuda acompañado a la clínica, pues no podrá conducir. Dependiendo del cirujano, es posible que se recomiende la oclusión compresiva de ambos ojos durante las siguientes 24 horas.

A fin de tratar las molestias y la inflamación, se le recomendará una pomada oftálmica y apósitos con suero fisiológico frío, así como el uso de gafas de sol y protector solar por un periodo de al menos, dos meses. Algunos síntomas que pueden presentarse en los primeros días son: lagrimeo excesivo y sensibilidad a la luz.

El paciente podrá recuperar su rutina habitual transcurridos dos o tres días desde la operación.

Recuperación tras eliminar las bolsas en los ojos

La blefaroplastia inferior es una operación segura y de éxito que proporciona gran nivel de satisfacción, pero eso no implica que durante el proceso de recuperación podamos sentir efectos incómodos, como tener los ojos más llorosos de lo normal o que nuestra visión esté un poco borrosa. También podemos tener sensibilidad a la luz, aunque son efectos que acaban desapareciendo y que también se pueden contrarrestar con el uso de distintas soluciones.

Mientras el paciente se recupera tendrá que usar compresas de hielo situadas por la zona de la intervención en bloques de diez minutos. Habrá que aplicarlas, al menos los primeros días, cuatro veces diarias e incluso en cinco ocasiones si fuera posible. También habrá que usar las gotas que haya recetado el médico o cualquier otro producto medicinal para limpiar la zona de los párpados.

En el proceso de recuperación es importante evitar hacer esfuerzos y limitar las actividades físicas. Fumar tampoco es recomendable. Por otra parte, el uso de maquillaje y lentillas está desaconsejado, al menos hasta que el cirujano lo indique.

Los resultados finales se podrán apreciar tras el paso de un mes desde la operación, aunque la mejora de la mirada será visible desde las primeras dos semanas, según se vaya reduciendo la hinchazón.

En Clínica Bruselas damos gran importancia a los testimonios y resultados de los clientes, por eso le damos el valor y visibilidad que se merecen. ¿Quiere se el próximo?

Pedir cita