¿Qué tipos de ortodoncia existen?

En la odontología existe una rama que se encarga del estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentales. Es la ortodoncia, y existen varios tratamientos diferentes en función de la dolencia que haya que resolver. Las causas para proponer una ortodoncia pueden ser estéticas (dientes amontonados, colocación incorrecta, falta de piezas…) o fisiológicas (problemas de articulación, maloclusión, desgastes dentales…).

Por edades de destinatarios:

Ortodoncia preventiva o interceptiva, que se realiza sobre dientes de leche o dentición mixta, y cuyo fin es impedir que se establezca y desarrolle algún tipo de maloclusión.

Ortodoncia correctiva, indicada para corregir algún tipo de maloclusión ya establecida. Propia de edad juvenil y adulta, también se coloca por motivos puramente estéticos.

Por funcionalidad:

Ortodoncia fija, anclada a los dientes mediante los brakets que van haciendo presión de tira y aloja sobre los dientes por medio de bandas y arcos.

Ortodoncia removible, que el paciente puede poner y quitar para aplicar presiones controladas sobre los dientes que se deseen desplazar.

Dentro de las fijas existe gran variedad de brakets (metálicos, de porcelana, de zafiro o linguales) en función de si son más o menos visibles, con unos resultados muy similares.

Una de las ortodoncias removibles más popular y que está teniendo gran auge ultimanente es Invisalign. Se aplica mediante un sistema de alineadores transparentes realizados de manera individualizada para cada paciente, que son prácticamente imperceptibles y que se van renovando cada poco tiempo según se va modulando la colocación de los dientes. Permiten mantener la estética y el ritmo de vida que requieren pacientes con mucha vida social o de reuniones y viajes constantes, por lo que se aplican sobre todo en adultos.

Si sólo necesitamos una ortodoncia correctiva media o leve, podemos elegir este tipo de ortodoncia invisible sin miedo a tener que volver a llevar ortodoncia nunca más, pero no se recomienda su uso en casos de problemas dentales complicados.

En cualquier caso será el especialista quien aconsejará cuál es la ortodoncia más indicada tras un estudio completo del paciente de manera individualizada. Además, habrá que tener en cuenta las expectativas de cada paciente y la adaptación que puede hacer de la ortodoncia a su vida diaria.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información