¿Qué le pides a tus labios?

Parece que por fin se acaba el suplicio de llevar las mascarillas, al menos en espacios abiertos, y de nuevo la boca vuelve a ser un punto de atención y queremos lucirla sin complejos. Es el momento de tratarla, rejuvenecerla o retocarla.

Durante una etapa de nuestra vida las mujeres de entre 20 y 35 años, deseamos tener unos labios carnosos, voluptuosos y sensuales. A partir de los 40 es más habitual desear una boca bien delineada, hidratada y natural.

El paso del tiempo se refleja de diversas formas en nuestros labios, que afinan y pierden definición, también pueden verse más deshidratados de lo normal, lo que hace aparecer algunas arrugas en piel del contorno de los labios, dando lugar al famoso código de barras.

Tu mejor aliado en esta batalla contra el tiempo y la gravedad va a ser el ácido hialurónico, una sustancia natural (se encarga de almacenar agua para mantener hidratada la piel y de combatir los radicales libres que dan origen a las líneas de expresión) y biocompatible (se encuentra de manera natural en el ser humano) que permite rellenar huecos, redensificar espacios y aportar hidratación y frescura. Se emplea para dar volumen y definición, eliminar las arrugas de las comisuras, el surco nasogeniano, los pliegues de amargura (creados por el descenso y adelgazamiento de las comisuras) y el código de barras.

Con la ayuda de unas micro cánulas, agujas muy finas, el especialista inyecta el mejor ácido hialurónico en cada caso: no reticulado, mínimamente reticulado, de baja densidad, de densidad media… dependiendo de los resultados que deseemos lograr y el problema que queramos tratar.

El procedimiento dura apenas media hora y los resultados son visibles de manera inmediata, si bien durante unas horas la zona puede aparecer ligeramente inflamada y con algún pequeño hematoma a causa de los pinchazos. La incorporación a la vida habitual es inmediata, y los resultados se mantienen durante más de nueve meses, pudiendo mantenerse hasta 18 incluso, dependiendo de cada paciente.

Lo deseable es que el cambio en los labios sea sutil y adecuado a tu estructura facial, bien equilibrado y proporcionado, con lo que resaltarás esta zona de tu rostro con un resultado natural, sensual y atractivo.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información