¿Qué es una tiroplastia y para qué sirve?

Los seres humanos nos relacionamos de muchas maneras, y una de ellas, la que nos distingue de otras especies animales, es la comunicación verbal. Hablar es indispensable, es una forma de expresarnos y de tratar con quienes nos rodean. Para ello tenemos el aparato fonador, y una de sus partes indispensables son las cuerdas vocales. Éstas, a menudo, por un uso indebido, excesivo, o simplemente por malformaciones, sufren desgaste o parálisis, lo que dificulta tanto el hablar como el toser.

Cuando las cuerdas vocales están paralizadas hay una debilidad en al menos una de las cuerdas, lo que causa ronquera e incluso asfixia leve. No sólo tiene como consecuencia la mala calidad de voz, sino también algunos episodios de aspiración repetitivos, con la sensación de ahogo que esto produce, lo que conlleva generalmente limitaciones en la expresión, y más aún en aquellas que trabajan con la voz (profesores, locutores, recepcionistas), que pueden presentar problemas laborales o de integración social.

Los problemas de las cuerdas vocales surgen cuando, por rigidez de una u ambas, aparece un espacio entre ellas. Existe una intervención quirúrgica para paliar este problema: se llama tiroplastia.

¿Qué es una tiroplastia y cómo se realiza?

La tiroplastia consiste en la colocación de una pequeña prótesis que recoloca las cuerdas en su lugar. Tiene como finalidad la medialización de la cuerda vocal dañada, mediante la introducción de dicho implante a través de una vía de abordaje externa. Se trata de una cirugía con finalidad funcional, ya que pretende mejorar la voz y la deglución y respiración del paciente.

Es una intervención que se realiza con sedación y anestesia local. Consiste en realizar una pequeña ventana en el ala del llamado cartílago tiroides (la nuez) para introducir un implante que desplaza la cuerda vocal hasta la línea media (medialización). Este tipo de intervención se realiza en aquellos casos en los que la cuerda vocal se encuentra paralizada en una posición tal que dificulta el normal funcionamiento de la laringe, no habiendo podido ser tratada mediante una adecuada reeducación de dicho órgano. El paciente permanece consciente y se le pide que hable, para ir comprobando simultáneamente la calidad de voz. A menudo es necesario probar con distintas medidas de prótesis hasta que la adecuada encaja a la perfección, pero la intervención se realiza mediante laparoscopia y los resultados son inmediatos.

¿Qué es una tiroplastia de reducción y cómo se realiza?

Por su parte, la tiroplastia de reducción es una intervención que se realiza en los procesos de feminización y consiste en la reducción de la nuez, con lo que logra minimizar y contornear el cartílago tiroides para dejarlo estéticamente como el de una mujer. La presencia de una nuez prominente confiere un aspecto muy masculino, por lo que las mujeres trans desean corregirlo rápidamente para lograr el aspecto femenino con el que se sienten identificadas. Se realiza también con anestesia local y dura entre una hora y hora y media. Antes de una semana la paciente ya se ha recuperado por completo y puede hacer vida normal. Aunque se produce una ligera inflamación, muchas veces el resultado se nota de forma casi inmediata y en otras ocasiones es pasados unos días, cuando desaparece la inflamación por completo.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información