Peeling para preparar la piel para el verano

Llevamos un año bastante complicado por lo que al cuidado de la piel de nuestro rostro se refiere. Las mascarillas han obligado a aumentar los cuidados que tenemos que darle a nuestra piel, que ha sufrido al estar menos oxigenada, más humedecida por la respiración y menos expuesta al aire limpio.

El peeling es una herramienta que nos permitirá eliminar las capas muertas de la piel, y aportará tersura, luminosidad y disminución de manchas y arrugas a la piel fotoenvejecida. El peeling no es un tratamiento doloroso. Se realizará, según la profundidad, de forma superficial, media o profunda, dependiendo de la calidad de la piel y del estado en el que se encuentre la misma como punto de partida. A la hora de seleccionar el procedimiento más apropiado, el especialista ha de tener en consideración también la localización y la profundidad de las arrugas o las manchas.

Lo que se pretende es una piel más lisa, una disminución de las arrugas y líneas de expresión, la renovación celular  y el rejuvenecimiento de la piel.

Tipos de peeling

Según la técnica utilizada podemos distinguir entre:

Peeling químicos: aplicando sustancias con PH ácido, que puede actuar a distintas profundidades y es muy dinámico, con lo que actúa como sebo-regulador, hidratante, regulador del tono, iluminador, etc.

Peeling físico: se emplea aparatología, como el láser CO2, destinada a  reducir el grosor de la piel en aquellas zonas en las que se presenten imperfecciones.

Peeling mecánico: se realiza mediante cepillos, rodillos o lijas con micropartículas como cristales o piedra. La dermoabrasión es uno de los peelings mecánicos más comunes.

Durante el tratamiento, que suele durar una media hora, el paciente notará una sensación de picor o quemazón y enrojecimiento que, transcurridos unos minutos, irá desapareciendo. Una vez terminado el proceso, se aplica una mascarilla hidratante.

En los días posteriores a la aplicación, estos tratamientos se puede notar enrojecimiento y descamación. Sin embargo, esto se soluciona de manera progresiva en los días posteriores. Lo que hay que tener en cuenta es que no es recomendable la exposición solar de manera directa en unos meses.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información