Llega la primavera y comienzan las alergias. Inmunízate

combate la alergia primaveral

Los días comienzan a hacerse más largos, pasear al sol comienza a resultar caluroso, los árboles comienzan a tener hojas…y llegan los primeros estornudos. Efectivamente, la primavera llega y con ella sus consecuencias menos agradables: las alergias.

La mayoría de los alérgicos lo son al polen y lo sufren teniendo las mucosas irritadas. Para evitarlo puedes hacer algunas cosas aunque seremos sinceros contigo: será bastante imposible pero al menos los efectos serán menos molestos.

  • No sin mis gafas de sol. Se hace inevitable. Algo protegen y, sobre todo, disimulan unos ojos permanentemente llorones.
  • Los amaneceres y los atardeceres son “mortales” para un alérgico. Mejor evita la calle a esas horas.
  • Por supuesto no es el momento ideal para quedar en una terraza en el medio de un jardín. Mejor el asfalto o el interior de los sitios.
  • La ventilación de la casa es mejor hacerla después de que se ponga el sol y con 10 minutos es más que suficiente. El resto del día procura mantener todo cerrado para evitar la entrada del aire de fuera.
  • Si eres de esas personas que no pueden vivir sin hacer deporte, los días de máxima polinización es mejor que lo hagas a cubierto o si no puedes, mejor que sea a última hora de la noche.
  • Lo más importante es que no te automediques. Acude a tu médico de cabecera o tu especialista para que te indique qué debes tomar.

Y, sobre todo, ten mucha paciencia porque es cuestión de días que la cosa mejore.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información