< Ir al Blog

Limpia tus brochas de maquillaje

Las utilizamos casi a diario, las llevamos a veces en el bolso, las dejamos sobre superficies que no siempre están higienizadas…y a pesar de todo ello las empleamos en nuestro rostro y olvidamos los gérmenes que podrían contener y las infecciones que éstos podrían provocar.

A la hora de comprarlas solemos asumir que las brochas de pelo natural están más recomendadas para productos en polvo y las de pelo sintético para aquellos que son más cremosos, si bien estas últimas son cada vez más versátiles y su uso vale prácticamente para todo. En ambos casos hay que cuidarlas igualmente.

Al limpiar periódicamente las brochas alargamos su vida útil y mantenemos su calidad; además, una brocha sucia tiende a endurecerse y a apelmazarse, lo que hace que sean menos confortables. Del mismo modo y como ya hemos comentado, una brocha sucia es un foco de infecciones, en la que suciedad y aceites sin enjuagar pueden crear el ambiente idóneo para el crecimiento de bacterias que pueden obstruir los poros y producirte acné o irritaciones.

¿Cómo y cada cuánto tiempo hay que limpiar las brochas?

Como en todo, lo mismo se puede pecar por defecto que por exceso. Lava tus brochas cada 7-10 días, porque así las mantendrás limpias pero sin un exceso de humedad que pueda atraer hongos. Además notarás que la aplicación de tus cosméticos es más fluida y regular. La mejor manera de lavarlas es con agua templada y un jabón neutro, aunque hay quien usa jabón sin parabenos o jabón infantil. Después ponlas a secar en el borde de una supeficie con las cerdas suspendidas hacia fuera, para evitar que se deformen, o colgadas por el mango.

Hay quien prefiere limpiarlas con agua micelar o con aceite desmaquillante empapado en un trapo o en papel de cocina. Cualquier opción de éstas es válida.

En el caso de los pinceles para labios o eye-liner, no los compartas nunca, porque pueden contagiar conjuntivitis o herpes. Límpialos de igual manera, y cada cierto tiempo dales un chorrito de alcohol y luego enjuaga, para desinfectarlos correctamente.

Intenta guardar tus brochas en un sitio específico, con una bolsa de maquillaje que también has de limpiar periódicamente, y siempre será mucho mejor que las dejes secar al aire antes de guardarlas.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted
más información