¿Es efectiva la gimnasia facial?

Igual que hacemos ejercicio para mantener el cuerpo en forma, existe una gimnasia facial para que el rostro conserve su tersura y tu cutis se ponga en forma. Se denomina yoga facial y consiste en mejorar la firmeza, la elasticidad y la tonicidad de la piel del rostro a base de contraer y estirar los músculos de la cara a diario con una tabla pautada.

Estos ejercicios faciales ayudan a prevenir que el óvalo de la cara se desdibuje por falta de tono muscular, o que determinadas arrugas se marquen a en exceso antes de tiempo. Si además aprovechas para aplicar las rutinas de limpieza y tonificación de la piel, el beneficio es doble.

Gesticulamos durante todo el día, arrugamos la nariz, fruncimos el ceño… Nuestro rostro y cuello tienen 57 músculos que se contraen 15 mil veces en un día, y la gravedad y el paso del tiempo hacen su trabajo; pero si nuestra musculatura está a tono, el proceso de envejecimiento puede ralentizarse notablemente.

¿En qué consiste la gimnasia facial?

Los ejercicios se realizan en las distintas partes del rostro: cuello y papada, pómulos, contorno de los ojos, frente, mentón y óvalo facial. Suelen ser unas diez o veinte repeticiones, que si complementamos con una crema nutritiva, aportarán hidratación, luminosidad, frescura…

Con una cierta disciplina y constancia conseguiremos mejorar la oxigenación de la piel y el drenaje linfático, aportar más oxígeno a la piel y activar el proceso de regeneración de tejidos y el metabolismo celular. Además, se reducen las tensiones musculares.

Este yoga facial se practica mediante ejercicios tan sencillos como tomar aire y retenerlo, para después ir dejándolo salir poco a poco por una pequeña abertura en la boca. También se suele gesticular de manera exagerada como si pronunciases algunas consonantes, como la M.

Esta práctica no funciona cuando la tensión muscular ya está en un avanzado grado de flaccidez. Por lo que el yoga facial es un coadyuvante tras tratamientos como la radiofrecuencia o el foto-rejuvenecimiento láser. Por tanto, podemos decir que no hace milagros, pero puede ser un complemento más a tus rutinas de belleza si lo practicas con regularidad y constancia.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información