Diez tips que necesitas saber sobre los piercings

El hecho de ponerse un piercing no es, en principio complicado, pero son necesarios unos conocimientos de higiene, antisepsia y una técnica precisa que no siempre se ofrecen en los locales donde se realizan. Es decir, que se lleva a cabo este procedimiento sin cumplir todas las garantías sanitarias.

Hay algunos datos que necesitas tener en consideración tanto para hacerte un piercing como para conservarlo adecuadamente después:

  1. Selecciona muy cuidadosamente tanto al profesional como al centro donde vas a ser atendidos, y asegúrate de que tiene los permisos sanitarios y supervisará con posterioridad en caso de que surja alguna complicación que lo precise.
  2. No es infrecuente sufrir una reacción alérgicaal material empleado, ya sea al piercing, al antiséptico, o al instrumental, ya que muchos piercings están compuestos por una aleación de níquel y es una causa relativamente frecuente de alergia en una parte de la población.
  3. Debes tener paciencia, cada cuerpo es diferente y único, y la cicatrización puede variar de persona a persona. Mientras siga saliendo una secreción de la perforación, es aconsejable continuar el mismo régimen de limpieza aunque haya pasado el tiempo promedio de cicatrización.
  4. No uses adhesivos (parches o tiritas) sobre la perforación, ya que limitan la circulación del aire y el pegamento puede lastimar e irritar la zona.
  5. Tocarlo con las manos suciashace que las bacterias lleguen a él. Por eso antes de limpiarlo, curarlo o tocarlo por cualquier razón, es importante lavarte las manos con agua y jabón.
  6. La colocación de un piercing en la lengua puede suponer el deterioro del esmalte dental en los dientes próximos por pequeños golpes reiterados.
  7. Si el piercing está en el cuerpo (ombligo, pezones, espalda…) limpia la zona siempre que hayas hecho esfuerzos físicos para que evitar el contacto con el sudor.
  8. Evita los movimientos bruscos y utiliza ropa holgada que no te produzca ningún tipo de roce con el piercing.
  9. En el caso de la boca, mejor usa un enjuague sin alcohol después de cada comida y antes de dormirmantén una adecuada higiene bucal.
  10. Si a pesar de todos los consejos anteriores el piercing se infecta, hay dos opciones:

-Quitar el piercing y curar la incisión con el método normal de desinfección: si se quita el piercing se puede volver a poner, pero hay que darle tiempo a la piel para que se renueve totalmente.
-Cambiar el piercing por uno de titanio puro y desinfectar: el titanio favorece una curación más rápida.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información