Diez tips indispensables sobre Invisalign

  1. No sólo mejora la estética facial, sino que tiene la función sanitaria de corregir las alteraciones de los maxilares y, sobre todo, de los trastornos funcionales de la masticación.
  2. Con Invisalign las encías se ajustan mejor a los dientes rectos, lo que proporciona mejor defensa contra el riesgo de enfermedad periodontal y evitará la pérdida de piezas dentales.
  3. Alivia la mordida al alinear las mandíbulas, ya que hay menos tensión en el hueso y se facilita la masticación.
  4. Este tratamiento permite saber cómo evolucionará el tratamiento completo desde la posición inicial de tus dientes hasta la posición final deseada.
  5. La duración del tratamiento de ortodoncia con Invisalign dependerá de la complejidad del caso, como con cualquier tipo de ortodoncia. La mayoría de los tratamientos tendrán dos fases o etapas, una primera que será el grueso del tratamiento, y una segunda mucho más corta, para perfeccionar, retener y conseguir el resultado final ideal.
  6. No hay que acudir a la consulta cada vez que se tengan que sustituir los alineadores, sino que tú mismo irás cambiando uno por otros hasta que vuelvas a tener cita con el ortodoncista.
  7. Tiene la ventaja de que para corregir las formas y posiciones maxilares no mueve todas las piezas dentales, sino que actúa sólo donde es necesario.
  8. Se puede quitar de forma puntual para comer, hacer deporte y para lavarnos los dientes, lo que facilita nuestra higiene bucodental.
  9. Te permite comer de todo, lo único que se prohíbe es masticar chicle para que no se pegue a las férulas y las estropee.
  10. La ortodoncia invisible no duele: los primeros días de uso de las férulas se note una pequeña presión en la dentadura consecuencia del trabajo que sobre los maxilares están realizando los alineadores, pero la molestia no pasa de ahí.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información