< Ir al Blog

Despídete de la papada con el Facetite

Existen muchas técnicas y tratamientos estéticos para tratar la flacidez facial de manera no invasiva y que rejuvenecen y reafirman tu rostro de manera segura.

Uno de los más novedosos es FaceTite, que mediante radiofrecuencia bipolar consigue tratar la grasa y la flacidez en distintas áreas del rostro. Está especialmente indicado para las mejillas, la papada y el óvalo facial, si bien cada caso debe ser analizado previamente para saber cuáles son las necesidades específicas.

Es un tratamiento estético seguro y efectivo que ofrece a los pacientes cambios estéticos significativos en una sola sesión, y que además tiene una rápida recuperación, por lo que es una excelente opción a tener en cuenta.

¿Cómo funciona? El procedimiento consiste en introducir una fina cánula (de 1,30 mm) bajo la capa superficial de la piel, para contraer los tejidos dérmicos y subdérmicos, mientras que otra cánula se desliza externamente por la superficie, tensándolos. En los extremos de ambas  cánulas hay unos electrodos que emiten ondas de radiofrecuencia y provocan el calentamiento de la zona que se está tratando, consiguiendo así eliminar la grasa localizada y a su vez, recuperar la firmeza facial. Se usa tecnología RFAL (Lipólisis asistida por Radiofrecuencia), gracias a la cual el calor alcanzado por la radiofrecuencia facial estimula la creación de nuevas fibras de colágeno, responsables de la firmeza y la elasticidad de la piel.

¿Qué se consigue con FaceTite? Las dos grandes resultados de este tratamiento son que se logra por un lado estirar la cara y reducir arrugas, marcar la línea de la mandíbula, estirar la zona perioral y los pliegues nasolabiales, así como tensar el cuello, y por otro lado se mejora de manera inmediata la calidad de la piel del paciente, debido al incremento de la producción natural de colágeno.

Al ser una técnica no invasiva el paciente puede irse a casa tras un par de horas después del procedimiento, si bien tendrá que llevar una venda compresiva durante un un par de días. Los resultados de este minilifting se pueden apreciar de manera completa pasadas entre cinco y siete semanas, tras lo cual los pacientes lucirán un efecto lifting real que durará años, a lo que sumarán una remodelación de los tejidos sin precedentes gracias a la radiofrecuencia con aplicación subdérmica.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted
más información