Depura tu organismo con las alcachofas

Cuando se habla de “dietas milagro” o “alimentos milagro”, la alcachofa siempre aparece entre las hortalizas recomendadas. Siempre os hemos indicado que las dietas milagro no existen, que en realidad es posible realizar una rápida pérdida de peso en muy poco tiempo practicando dietas extremas, pero que suelen tener un efecto rebote, además de resultar malas para el organismo, al que ponemos al límite y obligamos a trabajar a un ritmo o en unos parámetros no saludables.

Por tanto, vamos a hablar de la alcachofa como alimento saludable dentro de una dieta equilibrada, variada y completa. En realidad, la alcachofa sería algo así como la flor situada al final de los tallos, que aún no ha madurado pero que está en el momento perfecto para su consumo.

Beneficios de la alcachofa

La alcachofa es sobre todo conocida porque entre sus beneficios destaca su acción depurativa y de eliminación de sustancias de deshecho del organismo, por lo que es una excelente aliada para el hígado y ayuda a eliminar las grasas y el colesterol.

Además, ejerce acción reguladora sobre el riñón, favorece la eliminación de agua y sustancias de deshecho, y por eso está indicada para todas las enfermedades funcionales y orgánicas de hígado, vesícula biliar y vías biliares, así como para los trastornos de los órganos digestivos dependientes.

También hay que señalar que aporta muchos minerales y vitaminas como el potasio, el sodio, calcio y vitamina A, lo que nos ayudará a frenar el envejecimiento de nuestras células y nuestra piel.

Como tiene gran cantidad de fibras vegetales ayuda mucho a mantenerse saciado y además a absorber el agua del estómago.

Se añade a las dietas hipocalóricas porque aporta solo 44 kilocalorias por cada 100 gramos, así que resulta muy indicada para mantener un peso ideal.

Pros y contras

Esta hortaliza no suele incluirse en las dietas recomendadas para hipertensos, debido a su alto contenido en sodio, que puede desestabilizar sus niveles.

Sin embargo, sí se aconseja para personas diabéticas, porque rebaja el nivel de azúcar en la sangre, ya que además del agua su componente principal son los hidratos de carbono, con presencia de la insulina, que aportaría fructosa al organismo sin necesidad de tener que introducir insulina.

Como existe una gran variedad de formas de cocinarla, la alcachofa debe ser un elemento a tener en cuenta para tu alimentación sobre todo en este mes de febrero, que es su temporada y puedes encontrarla fresca en el mercado.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información