Cirugía bariátrica: tipos y procedimientos

Se denomina cirugía bariátrica o de la obesidad al conjunto de intervenciones quirúrgicas que se realizan para tratar la obesidad grave (IMC entre 35 y 39,9 m2) y mórbida (IMC superior a 40 m2), disminuir el peso corporal y que son la alternativa al tratamiento de otros medios no quirúrgicos. Aunque el método que une dieta, ejercicios y algunos fármacos es ampliamente utilizado, en pacientes con obesidad mórbida estos métodos rara vez obtienen resultados satisfactorios en un porcentaje aceptable.

También está indicada para otros pacientes que sufren el denominado Síndrome Metabólico, quienes además de tener una obesidad con IMC inferior a 35 tienen otras enfermedades asociadas a su obesidad, como la diabetes II, graves problemas cardiovasculares o hipertensión, que pueden poner en peligro su vida.

Estas intervenciones bariátricas implican hacer cambios en tu sistema digestivo para ayudarte a perder peso, y se realizan cuando la dieta y el ejercicio no han funcionado o cuando tienes problemas graves de salud debido a tu peso.

Tipos de cirugía baríatrica

Hay varios enfoques para la cirugía bariátrica, pero todos los procedimientos son:

  • malabsortivos (disminuyen de manera muy significativa la absorción de los alimentos), que se basan en la reconstrucción del aparato digestivo, de forma que los alimentos consumidos no transitan por todo el tracto digestivo y no son digeridos ni absorbidos en su totalidad.
  • restrictivos (disminuyen la capacidad de ingesta de alimentos), que utilizan diferentes mecanismos para reducir la capacidad del estómago, intentando producir una sensación de saciedad temprana y más prolongada.
  • mixtos: una combinación de los dos anteriores.

Como malabsortivos, hoy en día, el By-Pass gástrico y la gastrectomía vertical o manga gástrica son los dos procedimientos de cirugía bariátrica que más se realizan en los países occidentales por sus buenos resultados.

Entre los restrictivos, los tratamientos para la obesidad pueden ser reversibles o irreversibles. Entre los reversibles se encuentra el balón intragástrico, que se introduce en el estómago vía endoscópica y que se puede retirar en cualquier momento, y la banda gástrica, que consiste en la implantación vía laparoscópica de una banda a modo de cinturón que rodea el estómago y lo estrecha en función de las necesidades del paciente.

Por su parte, la gastrectomía tubular o vertical es un procedimiento irreversible, ya que se secciona una parte del estómago, que reduce en un 80%.

En la actualidad existen otros métodos restrictivos que no precisan de intervención quirúrgica y que son reversibles. El más eficiente es el balón ingerible Elipse, que se coloca mediante laparoscopia y se elimina con el tracto intestinal una vez pasado un tiempo.

Si tienes alguna duda sobre cuál es la intervención que más se adapta a tus necesidades, puedes acudir a la clínica Bruselas, donde nuestro equipo médico puede valorar tu caso y aconsejarte para lograr alcanzar tu peso ideal.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información