Algunas cosas que debes saber tras una abdominoplastia

Sé realista: todas las cirugías necesitan un tiempo para que se aprecien los resultados definitivos, y en el caso de la abdominoplastia no va a ser diferente. Dependiendo de tu punto de partida podrás lograr unos objetivos u otros.

Haz  todas preguntas que necesites y cumple con las sugerencias de tu médico: estar bien informados nos ayuda a saber qué esperar y cumplir los protocolos logrará que alcances antes el objetivo marcado. Si no sigues las instrucciones de tu cirujano antes y después de la abdominoplastia, puedes prepararte rápidamente para el fracaso o incluso para una segunda cirugía correctiva.

El dolor existe: el dolor posquirúrgico de la abdominoplastia es causado por el endurecimiento de la musculatura abdominal. No se puede eliminar absolutamente este dolor, pero tu cirujano hará todo lo posible por reducirlo tras la intervención mediante analgésicos.

Pide ayuda: la necesitarás para levantarte después de estar acostado y viceversa, y también para ir al baño y para levantarse del baño.

Hay que evitar el estreñimiento para evitar el dolor: es importante mantener la regularidad después de su procedimiento de abdominoplastia, porque es necesario evitar poner la zona tensa a pesar de la ingesta de analgésicos.

Habrá una cicatriz: toda incisión equivale a una cicatriz. Sin embargo, aunque en general las cicatrices son permanentes, es probable que desaparezcan con el tiempo. La longitud y apariencia de una cicatriz de abdominoplastia variará de un paciente a otro.

Cuidado con lo que tomas: no mezcles alcohol, medicamentos recreativos ni ninguna droga con los fuertes analgésicos que te recetarán después de la cirugía. Sería una bomba.

Evita los ejercicios intensos: eso significa que cualquier actividad que suponga un riesgo de dañar las suturas de apriete muscular, ya que puede causar un bulto en el abdomen.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información