Di adiós a tus tatuajes gracias al láser

Desde hace ya bastantes años los tatuajes son un elemento bastante habitual que lucen personas de toda edad y condición. Los hay discretos, llamativos, en una tinta, en varios colores, y ubicados en casi todas las partes del cuerpo.

A menudo con el paso del tiempo nos arrepentimos de un tatuaje concreto por su localización, por su tamaño o por su significado o contenido (todos recordamos el enorme Antonio que se quitó Melanie Griffith del brazo tras su ruptura con el actor malagueño). Pues bien, los tatuajes no deseados ya no son una condena de por vida, porque en la clínica Bruselas contamos con el láser más adecuado para su eliminación.

Hace unos años, cuando las técnicas de eliminación no eran tan avanzadas, el resultado consistía en marcas permanentes en la piel como cicatrices, fibrosis (piel blanquecina y con relieve) o hipopigmentaciones (coloración más blanquecina que la piel circundante).

Por suerte, se ha avanzado de tal manera que ya es posible eliminar tatuajes que hace años no eran tratables (con colores azules claros o turquesas), o que se mostraban resistentes a la tecnología láser existente hasta entonces. Además, estos láseres son más respetuosos con la piel y evitan los sangrados que tiempo atrás eran habituales. La razón es que ya no se realiza una dermoabrasión de la zona, sino que se emite un haz de luz que se dirige directamente a las partículas de tinta, las fragmenta en otras de tamaño inferior y se eliminan a través del sistema linfático. El daño sobre la piel es, por tanto, mínimo.

El número de sesiones dependerá del tamaño, los pigmentos, el colorido, el lugar de ubicación. Y es conveniente dejar pasar un cierto tiempo entre una sesión y otra; deben espaciarse el tiempo necesario para que se produzca la reabsorción de la tinta que hemos fragmentado en micropartículas y que la piel se regenere. Puedes someterte al tratamiento en cualquier época del año, si bien tras la sesión de eliminación de tatuaje la piel de la zona debe estar protegida y tratada durante los primeros días y durante este tiempo no debe exponerse al sol.

En el caso de querer borrar un tatuaje reciente, la recomendación es esperar 6 meses después de haberlo hecho, ya que será entonces cuando la piel esté preparada para iniciar su eliminación sin ningún problema y con garantías.

Para obtener los mejores resultados es crucial que el paciente se asegure de que está en manos de un dermatólogo experto en el manejo de los láseres específicos para eliminar tatuajes y saber, además, con qué equipos técnicos cuenta el centro. En la clínica Bruselas tenemos la última tecnología, el láser Switch, y el equipo médico más preparado para ayudarte en tu eliminación de tatuajes.

Aquí puedes ver el proceso  de eliminación de tatuaje con láser que está realizando Kiko Jiménez en nuestra clínica.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información