Eleva tu pecho sin necesidad de prótesis

El pecho femenino tiene un tamaño y una forma que varían mucho de una mujer a otra, tanto por causas genéticas como por hábitos deportivos, alimentación… Además, influyen la edad, los grandes cambios de peso, el proceso normal de envejecimiento y los cambios hormonales (como los embarazos, menopausia…) que pueden alterar su aspecto. Entonces se dan las mamas caídas, vacías, descolgadas, con pérdida de masa glandular y descenso mamario.

El nombre técnico para  definir el pecho caído o desprendido es ptosis mamaria, y es el cirujano quien explicará la necesidad o conveniencia de colocar una prótesis.

La forma más leve de la ptosis es cuando el conjunto areola-pezón se sitúa justo a la altura del surco submamario. Su manifestación más extrema es cuando el complejo areola-pezón cae más de 3 centímetros por debajo del surco.

Ahora bien, no todas las mujeres desean aumentar el volumen de sus mamas a la vez que lo reposicionan. Muchas tan sólo desean ver sus senos en una posición normalizada, más elevada en el tórax. Con la mastopexia sin prótesis los cirujanos pueden, utilizando únicamente el tejido ya existente, dar simetría y una posición más armónica a las mamas en el torso.

¿En qué consiste la mastopexia sin prótesis?

Las mamas están compuestas por piel y tejidos muscular, graso y glandular, en mayor o menor proporción y cantidad de unas mujeres a otras, lo que hace que haya pechos más grandes, más musculados, menos pesados… Al realizar una mastopexia se elimina la piel sobrante para conseguir mayor firmeza hasta lograr la apariencia deseada. Como se reorganizan los tejidos musculares, grasos y glandulares, a menudo también es necesaria la recolocación del conjunto areola-pezón para lograr un mejor resultado estético.

La cicatriz tras esta intervención puede ser vertical, partiendo de la areola y alrededor de la misma, o con forma de ancla en el surco submamario si hay que hacer una mayor retracción y extirpar más piel.

Es normal que la zona areola pezón pierda sensibilidad tras la mastopexia, pero pasado un tiempo vuelve a la normalidad, excepto en los casos de recolocación de ambos elementos.

Si quieres saber si puedes realizarte una mastopexia sin necesidad de implantes, puedes pedir una consulta en nuestra clínica y el equipo médico analizará tu caso, te recomendará la mejor opción y te explicará todo el proceso y qué resultados puedes esperar.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información