¿El aspecto de tu zona íntima te causa complejos?

¿Te has planteado tus relaciones sexuales a causa de no sentirte a gusto con esa parte de tu cuerpo?

Es cierto que a menudo hay partes de nuestra anatomía que no nos gustan, o que incluso nos crean incomodidad y que tratamos de ocultarlas a los demás. Algunos de esos malestares o complejos pueden llegar a condicionar nuestras relaciones sociales y, en el caso de los genitales, pueden hasta hacernos desistir de mantener relaciones sexuales por vergüenza o incomodidad.

La cirugía íntima ayuda a recuperar o corregir la proporción y armonía entre las diferentes partes de los órganos genitales. Y las diversas técnicas quirúrgicas están dirigidas tanto a personas sanas con deseos de mejorar su aspecto externo, como para reparar las consecuencias de alguna malformación de nacimiento o de patologías adquiridas, o tras los partos, las derivadas de mutilaciones accidentales, aquellas que tienen su causa en una enfermedad tumoral, o para reparar o mejorar los resultados de intervenciones previas.

Las intervenciones de cirugía genital facilitan tener relaciones sexuales más satisfactorias para el paciente y la pareja, proporcionando beneficios para ambos. Además, en el caso de algunas patologías, los pacientes incluso cambian su manera de vestir y se atreven con prendas más ajustadas, que antes les resultaban incómodas o poco estéticas.

No sólo las mujeres se someten a cirugías íntimas; cada vez más hombres deciden también poner fin a lo que les incomoda de su imagen íntima.

Los procedimientos más habituales entre las mujeres son la labioplastia (reducción o la remodelación de los labios vaginales), el estrechamiento vaginal, la liposucción de pubis, la citoplastia (repliegue del clítoris), o la himenoplastia (la reconstrucción del himen).

Entre los hombres las intervenciones van desde la eliminación del frenillo, el lifting escrotal (corrección del exceso de piel y del descolgamiento de la bolsa escrotal), el alargamiento o engrosamiento del pene y a la operación de fimosis. En estas intervenciones la sensibilidad puede ser modificada debido a la inflamación, aunque una vez superada vuelve a la normalidad.

Hay solución para muchas dolencias que hasta ahora creías que eran intratables, pero que con el procedimiento adecuado pueden darte la capacidad de llevar una vida sexual plena.

En nuestra clínica somos especialistas en cirugía íntima y en técnicas quirúrgicas tanto estéticas como reparadoras. En cualquier caso, es importante que nuestros médicos evalúen cada caso, ya que existen otras problemáticas que afectan a la salud genital y que pueden necesitar otros procedimientos para obtener una solución.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información