Rejuvenece tus manos

Hay partes del cuerpo más expuestas a las inclemencias del clima, a la polución y la contaminación, en las que el paso del tiempo y la edad se aprecian con más nitidez.

Las manos, la cara y el cuello son las partes más visibles del cuerpo y requieren unos cuidados especiales de los que a menudo los privamos, bien por falta de atención o por no saber qué ayudas específicas precisan.

La piel de las manos tiene una capa córnea y una dermis muy fina, y carece de tejido adiposo que amortigüe las agresiones mecánicas. Además, desde 2020 nos hemos acostumbrado a una limpieza más constante y a conciencia y al uso de productos muy eficaces pero también más agresivos, como los geles hidroalcohólicos.

En las manos se refleja nítidamente la edad, porque la piel que las recubre se vuelve más fina y arrugada, los huesos y las venas se hacen más perceptibles a través de la misma, y suelen aparecer manchas oscuras y rojeces con capilares dilatados; todo ello se debe principalmente a la pérdida de ácido hialurónico y a la disminución de colágeno y elastina, lo que nos lleva a entender que una piel hidratada y con mayor cantidad de colágeno y elastina se mantiene más joven, firme y tersa.

Una de las claves para mantener tus manos a punto es hidratarlas varias veces al día, tanto anverso como reverso, y realizar periódicamente exfoliaciones para devolverles la suavidad que las caracterizaba.

Sin embargo, hay ocasiones en el que el deterioro es más perceptible y hay que tomar medidas.

Se trata, por tanto, de lograr una mejora en el aspecto y una redensificación de la piel de las manos, y el mejor método para lograrlo es mediante aplicaciones de ácido hialurónico, normalmente mezcladas con vitaminas, aminoácidos y coenzimas, con lo que se consiguen ambos objetivos: el ácido hialurónico retiene el agua y rehidrata, y los otros componentes aumentan el grosor del tejido y renuevan la dermis desde el interior.

No es un tratamiento doloroso en absoluto, pues las microagujas con las que se inyecta el producto apenas se notan, aunque para quien lo necesite se puede aplicar previamente una crema anestésica de manera tópica.

Otra técnica de medicina estética empleada para el rejuvenecimiento de tus manos es el láser de luz pulsada, con el que eliminamos o aclaramos las manchas solares al tiempo que estimulamos la síntesis de colágeno superficial en la piel y eliminamos alteraciones vasculares locales. Lo habitual es recibir tres sesiones espaciadas a lo largo de un periodo de tiempo.

También para tratar el envejecimiento del aspecto de nuestras manos se realizan peelings químicos con ácido glicólico, con los que se eliminan las capas dañadas de la piel y se estimulan la producción de colágeno y la regeneración celular de la piel.

Ya lo sabes: hay maneras de rejuvenecer tus manos y cuidarlas tal y como haces con tu rostro o tu cuerpo. En la clínica Bruselas realizamos los tratamientos necesarios para que vuelvas a lucirlas hidratadas, redensificadas y con un aspecto nutrido.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información