Recomendaciones para no pasarse en Navidad

ideas-para-la-cena-de-navidad-01

¡Ya llegan las Navidades! La época del año con mayor abundancia de comidas festivas ya está aquí. Si no tienes cuidado, en muy poco tiempo puedes ganar fácilmente 3 kilos. En Clínica Bruselas queremos animarte a sobrevivir a las Navidades sin subir de peso.
Si tienes en cuenta estos consejos también durante los días previos (o sea, desde ahora) puedes llegar a las fiestas navideñas incluso con algún kilo menos. Con unas cuantas precauciones, es posible mantener el peso en Navidad:

  • Prohibido acudir al banquete con el estómago vacío: Una de las estrategias más populares en estas fechas es la de “reservar hambre”, o sea, apenas comer hasta que llega el evento. Y es un tremendo error. Creemos que estamos ahorrando calorías, pero en realidad la falta de glucosa y de energía nos lleva a comer después mucho más de lo que necesitamos. Qué debes hacer: desayunar muy bien y comer algo saludable (verdura, fruta, frutos secos) unos 30 minutos antes de la celebración.
  • Bebe más agua: El frío deshidrata, aunque no lo notes tanto como en verano. Si no te hidratas bien, comes más. Además, el agua ayuda a tu cuerpo a eliminar toxinas y mover la grasa del cuerpo. Empieza ya a beber más: llegarás menos hambriento a las fiestas navideñas. Y si no te apetece agua fría, infusiones.
  • Haz ejercicio temprano: Huir del sedentarismo es bueno siempre. El ejercicio, además, reduce el apetito. No hay mejor manera de empezar el día que con 45 minutos de ejercicio.
  • No todos los banquetes navideños tienen que ser hipercalóricos: ¿serás tú el anfitrión en alguna de las celebraciones navideñas? Hay platos tradicionales muy sabrosos a base de verduras (ahora están en su punto las calabazas, las coles y las alcachofas, por ejemplo). De primero, una crema y unos canapés o pinchos saludables pueden resultar más sugerentes que langostinos y embutidos, otra vez. De segundo, por ejemplo, un buen pescado al horno (dorada, lubina, san pedro, rodaballo…)
  • Limita el consumo de alcohol: es más que suficiente si te concedes dos copas de vino y dos de cava ¿no crees? Evita los combinados a base de bebidas de alta graduación y refrescos con gas. Engordan y deshidratan mucho.
  • Compensa los excesos: los días sin eventos, no comas cualquier cosa (y no devores las sobras, si las hay). Cuida mucho tu alimentación esos “días libres”: ensaladas variadas (con frutos secos y semillas si quieres) y mucha verdura y pescado.
  • Duerme suficiente: si te falta energía y estás muy cansado, sentirás especial predilección por los alimentos más dulces y calóricos. Y ya sabemos que cuanto más polvorones, turrones y bombones comamos, peor.

Todo el equipo de Clínica Bruselas te desea de corazón que disfrutes de las fiestas sin “efectos secundarios”. ¡Feliz Navidad!

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información