Lo que debes saber antes de realizarte una mamoplastia de aumento

La cirugía de aumento de pecho o mamoplastia de aumento continúa a la cabeza de las intervenciones estéticas más solicitadas, seguida de cerca por la liposucción.

El cirujano plástico evaluará previamente el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y el estado general de salud del paciente.

No todos los casos son iguales, ni todas la intervenciones tampoco. El cirujano informará de las opciones específicas de cada paciente, de cómo va a desarrollarse la intervención, de los resultados y las posibles complicaciones.

El paciente deberá informar a su cirujano acerca de todos los medicamentos que esté tomando, y que puedan influir en la operación.

Los especialistas aconsejan hidratarse la piel con una crema para el cuerpo por lo menos desde una semana antes de la intervención. También recomiendan dejar de fumar durante un periodo de tiempo antes del procedimiento.

Existen varios tipos de prótesis. El cirujano aconsejará sobre el más indicado para cada caso. La naturalidad es un aspecto muy importante porque realmente es lo que buscan la mayoría de las pacientes.

Normalmente, el cirujano coloca los implantes bajo anestesia local y sedación.

Se puedan emplear diferentes técnicas, si bien resulta imprescindible realizar un pequeño corte o incisión por el que se introduce la prótesis.

Esta cirugía dura entre una y dos horas, aunque cada caso exige su tiempo concreto.

Se realiza en un quirófano, y siempre hay que buscar centros médicos con personal cualificado y médicos especialistas colegiados.

Tras el aumento de pecho, es normal que haya molestias en las mamas e inflamación.

En la Clínica Bruselas llevamos muchos años realizando este tipo de intervención con resultados más que satisfactorios para nuestras pacientes. Podrá elegir diversas fórmulas de financiación, desde 90 euros al mes hasta el 18 de Abril 2019.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información