LA TÓXINA BOTULÍNICA EN 12 PREGUNTAS

Las arrugas faciales dinámicas, es decir, las que se marcan más ante ciertos gestos de nuestra cara, como puede ser fruncir la frente o el entrecejo, se general por el movimiento de músculos que hay debajo de ellas. Al ser inyectado en esos músculos, bloquea el impulso eléctrico que llega a ellos y lo debilita. Los músculos se relajan y las arrugas se atenúan primero para, luego de un tiempo variable, entre 4 y 10 días, casi desaparecer por completo.

Entonces, ¿el resultado no es inmediato?

No. El resultado va apareciendo paulatinamente con el correr de los días, lo que resulta ser una ventaja para el paciente, ya que nadie advertirá súbitamente que se ha efectuado un tratamiento estético en la cara. Poco a poco, el aspecto irá mejorando, y un buen día, quienes ven habitualmente al paciente, le comentarán que está más guapa o guapo, sin saber exactamente por qué.

¿Qué arrugas pueden ser tratadas?

Principalmente se tratan las arrugas causadas por movilidad muscular, como las de la frente, el entrecejo, y las llamadas “patas de gallo” alrededor de los ojos.

¿Cuánto dura el efecto del tratamiento?

El efecto completo se logra entre 4 y 8 días. En algunas personas los efectos definitivos no se reflejan hasta pasadas 2 semanas. El efecto dura aproximadamente de 4 a 5 meses, aunque en algunos pacientes los resultados se alargan hasta 6 meses. Se ha comprobado que a medida que se acumulan sesiones de bótox los efectos son más duraderos.

¿El tratamiento es reversible?

Si. El bloqueo muscular que efectúa el producto dura solo cierto tiempo, y al cabo de 3 o 4 meses el músculo tratado vuelve a retomar su movilidad y, por lo tanto, las líneas de arrugas generadas por su movimiento aparecerán de nuevo.

¿Basta con solo una sesión?

Depende. A veces sí, otras veces es necesario un retoque en ciertas zonas. Por eso se le recomienda al paciente una revisión a los 15 días de haberse realizado el tratamiento. Los retoques deben hacerse en un máximo de 30 días.

¿Durante cuánto tiempo puedo tratarme el bótox?

El tratamiento se puede repetir cada 4, 5 o seis meses, según la necesidad de la persona, sin problemas. Hay estudios suficientes en la literatura médica que avalan plenamente esta afirmación. En cuanto a su uso a largo plazo tampoco se conocen contraindicaciones.

¿Es doloroso el tratamiento?

No causa dolor. Se aplica una cantidad de líquido significativamente escaso mediante agujas extremadamente finas debajo de la piel, en el músculo correspondiente. El paciente puede sentir una pequeña molestia en el momento del pinchazo, a modo de suave escozor. No hay dolor ni malestar.

¿Se debe hacer reposo tras el tratamiento?

No. Se puede retornar inmediatamente a las tareas habituales, trabajo, encuentros sociales, etc.

¿Qué cuidados hay que dar al rostro después de la aplicación?

Pocos y muy sencillos: no debe frotarse la cara al lavarla, sino simplemente arrojarse agua sobre ella. El paciente no debe acostarse sobre la zona tratada, ni frotársela precisamente para evitar que el medicamento inyectado se difunda a zonas no deseadas. Estas precauciones deben atenderse durante las 3 horas posteriores a la aplicación.

¿Qué preparación se requiere antes del tratamiento?

Simplemente no deben tomarse aspirinas, ni otras medicaciones analgésicas desde una semana antes. En la consulta previa, el médico dará las indicaciones en cada caso.

¿Qué me impide tratarme con bótox?

El embarazo, por no existir aún estudios científicos al respecto. Algunas enfermedades neuromusculares también lo impiden. El médico determinará si existe contraindicación para el tratamiento.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información