Controla tu sudoración gracias al botox

¿Pero quién te ha hecho creer que por tener un exceso de sudoración no puedes llevar una vida social normal? ¿No sabes que hay soluciones médicas para controlarlo?

En realidad, todos sudamos cuando hace calor, realizamos actividad física o practicamos deportes, y lo hacemos a través de las glándulas sudoríparas ecrinas, que producen y liberan un líquido salado y transparente (99% de agua y 1% de sal) que cumple con la función física vital de enfriar nuestros cuerpos.

Es cierto que algunas personas dejan de realizar actividades en compañía porque pasan vergüenza y prefieren no socializar cuando el calor aprieta, ya que sudan tanto que se les empapa la ropa o gotea por sus manos, lo que puede llevar a una molestia significativa, tanto física como emocional.

Pero la buena noticia es que existe un remedio eficaz para que la hiperhidrosis primaria, que es como se denomina a la sudoración excesiva, desaparezca.

¿Por qué se dice hiperhidrosis primaria?

Porque es la sudoración excesiva que afecta a ciertas partes concretas del cuerpo, como manos, pies, partes de la cara o axilas, y recibe el nombre de hiperhidrosis primaria (idiopática) o focal. Se cree que la hiperhidrosis primaria o focal es genética, ya que suele afectar a familias enteras, y los antecedentes familiares son evidentes en un porcentaje cercano al 50% de la población.

Hiperhidrosis secundaria

La hiperhidrosis secundaria es aquella que sucede como efecto derivado de un proceso médico o afección, o que conlleva una causa hormonal, como la menopausia o el embarazo. Para establecer un diagnóstico de hiperhidrosis secundaria se necesita un examen médico que determine si hay causas subyacentes, como abuso de sustancias y alcohol, diabetes, obesidad, enfermedad cardíaca…

¿En qué consiste el tratamiento contra la hiperhidrosis?

Existen distintas maneras de abordar una u otra, por supuesto, pero la toxina botulínica ha resultado ser de gran eficacia para enfrentar la de carácter primario. Las personas con hiperhidrosis parecen tener glándulas sudoríparas hiperactivas, así que mediante la aplicación del bótox se consigue inhibir la sudoración grave en las axilas, porque se bloquea la transmisión de señales a las glándulas sudoríparas ecrinas a través de los nervios. De esta manera se bloquean temporalmente los nervios que causan sudoración.

El tratamiento del sudor mediante bótox es sencillo y prácticamente indoloro: primero se enfriará o anestesiará la piel para después infiltrar la toxina botulínica mediante unas microinyecciones que se aplican con agujas muy finas y cortas, pues las glándulas del sudor son muy superficiales.

Ven a la clínica Bruselas, hasta el 15 de julio el tratamiento contra la hiperhidrosis axilar te sale por sólo 450€. Pasa un verano sin preocupaciones, porque los resultados suelen durar aproximadamente entre seis meses y un año.

Realizamos un diagnóstico online exclusivo para usted

Más información